Veracruz | Tuxtepec | Baja California | Yucatán | Puebla | Sinaloa | Aguascalientes | Villahermosa Twitter xeunoticias xeunoticias  Facebook xeunoticias Facebook  Youtube xeunoticias Youtube
 
Noticias en imágenes
Sociedad en imágenes
Podcast
Blogs
Blogs
sábado 18 de agosto del 2018 8:59 AM, Veracruz, México.
escucha en vivo xeu
 
Portada / Últimos Blogs / Post
Día mundial del medio ambiente

 6 jun 2018
Por: Liz Mariana Bravo

Perfil del Autor

Liz Mariana Bravo

Semblanza
Liz Mariana Bravo Flores es Licenciada en Ciencias y Técnicas de la Comunicación por la Universidad ...

+ Lee más de su perfil


Blogs Anteriores

Después de una eterna espera el sol se asoma. Mis ojos insomnes exigen cama pero las manecillas indican que es momento de saltar a la ducha. Lo hago sólo después de encender la radio que cada mañana me ubica en mi realidad: es martes cinco de junio y, como cuando los campos de un formulario se autocompletan en la computadora, en mi cerebro aparece de inmediato la frase: “Día mundial del medio ambiente”.

Inevitablemente vienen a mí recuerdos de aquellos días en los que tuve oportunidad de ser parte de la Red de Varamientos de Mamíferos Marinos del estado de Veracruz y de la Sociedad Mexicana de Mastozoología Marina, días que me permitieron ver con otros ojos el problema que hemos generado los seres humanos y la manera en que diariamente enfermamos al planeta.

Aunque esto debería ser a diario, hoy mi mente decidió subirse a la ruleta de obligarme a reflexionar respecto de la situación en la que nosotros mismos nos hemos puesto.

Anualmente se vierten a los océanos ocho millones de toneladas de plástico, lo que hace natural que, según el Programa de la Organización de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, el 99% de aves marinas y el 60% de especies que habitan los mares alguna vez hayan comido plástico, siendo ésta la causa de muerte anual de 1 millón de aves y 100 mil especies marinas.

En 2014 la International Union for Conservation of Nature calculó que más de 2 mil 300 animales y de 2 mil 100 plantas se encontraban en peligro crítico de extinción y, actualmente la World Wildelife Fund (WWF) ha señalado que de la enorme lista de animales en peligro, 19 especies son las que se encuentran en mayor peligro de desaparecer, entre las que se encuentran: el oso polar, león marino, narval, tiburón ballena, mariposa monarca, panda rojo, orangután, ballena franca del Atlántico Norte, ballena gris y vaquita marina, por mencionar algunas, estimándose que de estas tres últimas especies sobreviven poblaciones de únicamente 300, 150 y treinta individuos, respectivamente.

Aunque es cierto que la extinción es un fenómeno natural de la evolución biológica, también lo es que casi 4 mil 500 especies no están en peligro de desaparecer para siempre por causas naturales, sino por una larga suma de acciones desenfrenadas que, como quien se dispara en el pie, los humanos cometemos diariamente, entre las que están el consumo y desecho excesivo del plástico y unicel, la caza furtiva, la matanza anual de delfines en Japón y de focas en Canadá; la pesca masiva, tala inmoderada, el exterminio de los hábitats, el cambio climático, las afectaciones de la calidad del aire, agua y suelo generadas por los sistemas de producción industrial, entre muchas otras.

Sin ir más lejos de mi entorno, me detengo a observar mi realidad. De los últimos quince días nos hemos quedado seis sin agua en la oficina, sin embargo cuando el líquido vital se escapa por las tuberías rara es la persona que se levanta a cerrar bien las llaves; mes con mes se consumen cajas de papel bond que es utilizado sólo por una de sus caras pero, más allá de ello, que en cada equivocación humana se va hoja tras hoja al cesto de basura en donde se mezclan con residuos orgánicos e inorgánicos, disminuyendo así la oportunidad de reutilizarse; las luces están encendidas en su totalidad durante las doce horas que transcurren desde el inicio hasta el término de la jornada; diariamente se mandan a pedir desayunos y comidas que se entregan en contenedores de unicel y plástico, y a ello se le suman los desechos de pet de las bebidas hidratantes que se adquieren durante el día; no hay quien tenga la cultura de desconectar sus aparatos eléctricos al abandonar el espacio laboral. Los negocios vecinos intentan atraer a sus clientes compitiendo a ver cuál es el local que eleva más los decibeles de la música…

Eso es sólo en el entorno inmediato de una persona en una pequeña Ciudad del mundo, si lo llevamos a la proporción global correspondiente, la verdad es que asusta y resulta muy creíble que para el 2050 haya más plástico que animales en el mar.

La pregunta que me taladra en cerebro y corazón es ¿qué estoy haciendo hoy para cambiar la situación, para contribuir en dejar este mundo mejor de como lo encontré? Además de cuestionártelo también, te reto a que desde este momento tracemos metas alcanzables para coadyuvar en sanar a nuestro planeta tierra.

“…la era está pariendo un corazón, no puede más, se muere de dolor, y hay que acudir corriendo pues se cae el porvenir… en cualquier selva del mundo, en cualquier calle…” Silvio Rodríguez.

 

 



8:50 Recuperan piezas arqueológicas y detienen a tres personas en Puebla
8:18 Inauguran la exposición fotográfica “Xalapa y el vínculo del amor y la vida” (+Fotos)
8:17 William Levy confirma su regreso a la televisión
8:10 Estudiantes mexicanos crean bebida saludable a base de cacao 
8:04 Sin título, 46% de los próximos diputados federales
8:01 Se roban el 6% de la energía eléctrica que se produce en el país: Morales Mar
7:33 Atléticos dejan tendidos a los Astros
7:26 Chivas no está en el lugar que merece: Cardozo
7:25 Último fin de semana vacacional se pronostica caluroso en Veracruz
7:25 Presidente de China visitará Corea del Norte el próximo mes
7:21 China protesta por las exageradas conjeturas del informe del Pentágono
7:20 Yankees deja en el camino a los Azulejos